Ante enjambre sísmico cerca de Uruapan, podría nacer un volcán

Ante enjambre sísmico cerca de Uruapan, podría nacer un volcán

Foto: Reporte Índigo

(FUENTE: Reporte Índigo)

En las últimas semanas, se han registrado más de 2 mil movimientos telúricos con magnitudes de entre 2.9 y 4.1 en los alrededores de Uruapan, Michoacán, según datos del Servicio Sismológico Nacional (SSN).

De acuerdo con un informe del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), se detectaron desde el 5 de enero hasta el martes pasado más de 2.080 sismos en los alrededores del volcán Paricutín.

Los movimientos telúricos han podido sentirse en Uruapan, Paracho, Tancítaro y Charapan.

Especialistas de la SSN explicaron que este fenómeno se describe como “enjambre sísmico”.

Un enjambre sísmico es “una serie de sismos que ocurren en una región durante un periodo determinado y con magnitudes similares”.

“La región en donde se presenta este enjambre sísmico se encuentra en la Faja Volcánica Transmexicana. Los sismos están ocurriendo muy cerca del extinto volcán Paricutín y el volcán Tancítaro”.

Tras el fenómeno, los expertos del Cenapred, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de la Universidad de Colima y la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo, realizaron estudios en la zona.

Los especialistas mexicanos señalaron el enjambre sísmico puede tener un origen magmático, sin que necesariamente implique el nacimiento de un volcán.

Para el doctor Hugo Delgado, director del Instituto de Geofísica de la UNAM, el fenómenos está asociado a movimientos tectónicos o magnéticos.

“Es muy importante que tengamos claro que estos enjambres sísmicos pueden estar asociados a eventos tectónicos o magmáticos”, señaló en entrevista para El Financiero.

Aunque el enjambre sísmico no implica necesariamente el nacimiento de un nuevo volcán, un equipo de 50 especialistas monitorean la zona, en el lugar instalaron equipo de medición y analizan muestras de agua así como de gases. 

En esta zona han ocurrido enjambres sísmicos similares en 1997, 1999, 2000 y 2006, sin que ello tuviera consecuencia alguna para los habitantes de la región.

Deja una respuesta